miércoles, 21 de noviembre de 2012

Escritores noveles. Yo queria ser buena...

En el País, aparece la publicación que copiare textual al final de esta opinión, que es mía, propia, intransferible. Una opinión que se ha convertido en certeza. Tanto es así, que casi es un dogma de fe, y no entiendo como todos escritores noveles no comulgan con ella.
 
Se han reunido los editores "pequeños" y en este caso, es de aplicación el refrán, reunión de pastores, ovejas muertas.
 
Las ovejas muertas, normalmente son los escritores que publican pensando que de esta forma, siempre pueden decir, yo tengo un libro publicado, pero en esto de escribir, el curriculum, a mi modesto entender, cuenta poco, porque cada libro es un mundo, y quizá el libro que podría haber sido un bestseller, por la magia que encierra, se encuentra escondido en los almacenes de una de estas editoriales a la espera de que alguna distribuidora les haga un pedido. Pero mientras, durante un tiempo que puede oscilar de dos a cinco años, te tienen amarrados tus derechos.
 
Ellos dicen, y además se lo creen, que seleccionan calidad, por eso nos piden limpieza, claridad, corregir, no os equivoquéis, se están ahorrando el corrector en nomina, también nos recuerdan que hay que ser como un comercial, y aprender a publicitarnos, entonces para que Carajo necesitamos de estos editores si todo el trabajo lo hacemos nosotros?
 
El papel de las editoras pequeñas tiende a desaparecer, lo siento por las familias que viven de esto, pero la culpa no es de las plataformas digitales, sino de la falta de imaginación de loe editores para estar en el mercado. Si no sabes vender, pa que te metes, que le dirian a Manolete.
 
Si yo hubiera aceptado el contrato pírrico que me ofrecían una de estas editoriales pequeñas... ya estaría camino de la cuarta edición... sin comentarios, ni palabras.
 
Os copio el articulo, y los noveles, que me digan, o mejor no me digais nada, que nos puede dar mucha pena.
 

12 comentarios:

Violeta Lago (Mamen) dijo...

Tienes toda la razón... Lo mejor es no hacer comentarios al respecto y estarse calladita (ya que si me muerdo, me enveneno...)
Besos

Lury Margud dijo...

Mejor suelta el veneno y que se envenenen otros....

FELIX JAIME dijo...

Me quedo con esto: "Los medios de comunicación también están en crisis. Apuestan por lo seguro y no regalan espacio". Si esto es así, ¿a qué cojones viene todo lo demás? Me suena a rabieta pre mortem. "!Eh, que seguimos aquí, hacednos caso!". Y el final, apoteósico: "después de 500 noes, es gratificante dar un sí". Hay tantas cosas con las que no estoy de acuerdo, que daría lugar a otro artículo, pero seguramente nadie lo publicaría, por ser de un novel...

Raquel Campos dijo...

Hola lury, tienes toda la razón...me arrepiento de haberme embarcado con una de ellas porque me he dado cuenta de su verdadero ánimo de lucro.
No puedo ver el enlace que has puesto!!
Un besazo!

Raquel Campos dijo...

Hola lury, tienes toda la razón...me arrepiento de haberme embarcado con una de ellas porque me he dado cuenta de su verdadero ánimo de lucro.
No puedo ver el enlace que has puesto!!
Un besazo!

Arman lourenço dijo...

Es muy triste, desesperante y frustrante...

Brianna Wild dijo...

Calidad... la calidad del papel que emite la fábrica de moneda y timbre, no?

Desde que empecé a escribir de forma más o menos constante, y me enteré (un poco, no creas, que no quise saber mucho más) de lo que había y cómo funcionaba el cotarro... en fin, es triste. Mucho.

Con tu permiso, voy a enlazar este post a mi blog, vale?

Un besote!

Aglaia Callia dijo...

A pesar de mi corta experiencia, tengo un par de anécdotas desagradables y tristes en lo que a esto se refiere, de allí que prefiero ir por mi lado, bien dicen que mejor sola que mal acompañada, a ver qué nos depara el destino.

Besos.

Lydia Leyte dijo...

Hay editoriales que ofrecen contratos ventajosos, para ellas. Tú pones la "pasta", mucha, y ellos hacen la publicidad. Así juega culquiera. Al final es el autor quien carga con todo (corregir, mirar y remirar...).

Laidy Turquesa dijo...

Estoy contigo Lury, la verdad que lees todas esas cosas y piensas "A estos solo les importa vender, vender y vender" van a lo seguro, y muchas veces están dejando en ese cajón, un libro que puede ser la bomba literaria del año... Yo creo que a esta gente no le gusta leer, si les gustara se aplicarían, y se arriesgarían un poco más.

De verdad, no me ha gustado nada este articulo, lo único que declara, es lo que ya sabemos, que se vende mejor el producto (escuchad "producto")de fuera que el nacional... ¿por qué?, pues por que en otros lugares les dan más importancia a la cultura, y dedican espacios enteros a promover a autores.

Aquí, como muy bien decís, hay que hacérselo todo solitos. No solo hay que saber escribir,sino saber corregir, saber promocionarte, etc... darle todo el trabajo masticado... así que a veces es mejor la auto publicación como han hecho grandes escritores, los cuales, ahora se disputan las grandes editoriales.

En fin... si sigo no paro, me da tremendo coraje como lectora voraz que soy, y aspirante a cuenta historias.

Así que para no enrollarme más que una persiana, me despido.

Un abrazzo Guapetonaaaa!!!!

Lury Margud dijo...

Brianna tienes mi permiso, y los demas no penseis en negativo, que es triste, sino en positivo, estamos formando parte de una revolución editorial... una que nos va a permitir darnos a conocer y no depender de los criterios arbitrarios de nadie, sólo del lector, que es el que importa. :)

Sheyla Drymon dijo...

Muy buena entrada. La verdad es que el mundo editorial es difícil y no siempre la calidad prima, porque creas que no son una empresa y lo que importan son las ventas. No digo que lo que se ha publicado sea malo, pero hay algunas novelas que un poco si, al igual que lo autopublicado no todo es bueno, pero algunas si.
Lo que tengo claro es que si hubiese aceptado todos los noes, ahora mis novelas estarían en un cajón olvidadas y mis sueños rotos. La autoedición tanto en ebook como en papel es una buena plataforma, el futuro, y es muy gratificante, porque todo lo que recibes lo has luchado con uñas y dientes.
Un beso