miércoles, 1 de julio de 2015

UN MUS Y UN LIBRO

 


Esta tarde empezamos las clases de mus, a las 18.00 horas en Madrid, Calle ambroz 2b, local. Pones la dirección en google y te saca hasta fotos. Requisito comprar un libro de los que tenemos en el local. Esta es la parte mejor, así puedes pasar tus siestas del resto de la semana leyendo a nuestros autores que son de lo mejor del mundo mundial. 

¿Porque es importante dar clases de mus? 

Porque el 18 de julio sábado vamos a organizar un torneo. Si quieres apuntarte así del tirón, decirte que el requisito es comprar un libro, que se necesitan mas de 8 participantes para comenzar el torneo. 

¿Como se puntúa? Todos los jugadores jugaran entre si, el que gane una "vaca" se le apunta una estrella, dos jugadores, obvio. Se cambian las parejas y así hasta que todo el mundo haya jugado con todo el mundo. 
Si no sabes de lo que hablo necesitas clases. 
El que más estrellas tenga cuando todo el mundo haya jugado con todo el mundo ganará.

Tempus invitara a pizza y coca cola para comer el día del torneo que empezará a las 11.00 de la mañana. 
Premio. El libro que elija el ganador y un vale para comprar 3 libros a 7 euros. 

Sisisisi, quiero vender libros, pero también quiero que conozcáis a nuestros autores. 

También mandaremos hacer una pulsera con el nombre del ganador. 

Lo de los libros, la pizza y lo demás, es una excusa para las risas que nos vamos a pasar.

Un verano con libros y mus. es un verano de lujo. 

2 comentarios:

Olga Nunez Miret dijo...

Me parece una idea buenísima. Pena que me caiga tan lejos. Ya contaréis!

anamaseri dijo...

lastima que sea de la republica argentina en sudamerica, asi que todos los eventos que hagan no puedo concurrir y los libros compro los digitales por amazon, no compro enpapel poprque me sale mas que en argentina y aprovecho que salen hasta cinco euros, que eso seria mas o menos $70, en nuestro pais, sumamente barato, siemnpre miro las ofertas que hacen por eso tengo una biblioteca virtual de mas de 1700 libros, por esto es mi comentario por todas las invitaiones que me mandan, ana maria seoane riera