martes, 15 de noviembre de 2011

Después de la tormenta, siempre viene la calma.

O como dicen en el pueblo de mis padres, que siempre que llovió, escampió.

No tenemos constancia de que haya vida detras de la muerte, ni de que la vida nos vaya a dar aquello que necesitamos, sin embargo si se renuncian a los deseos, a los sueños, sólo queda el aliento perdido, estoy bajo la lluvia, y me espera la nieve de enero, pero aunque no este, ni se la espere de momento, volvera la Primavera. 


1 comentario:

Your world of histories ♥ dijo...

Hola!

Me gusto el titulo, creo que tienes razón con lo que escribiste, solo hay que tener paciencia y las cosas comenzaran a mejorar, me gusto tu blog, ya te sigo, espero que tu igual a mi C:

Cuídate