jueves, 31 de enero de 2013

De la poca vergüenza y del choriceo nacional

Presuntamente este señor tan estupendo, con ese pelo tan engominadito con unos rizos en el cogote que armonizan con el look del señorito de derechas, llevaba en una cartera, imagino que más grande de la que porta para ir a los juzgados, unos sobres llenos de dinerito para pagar a los políticos sinvergüenzas.
 
Entre los presuntos sinvergüenzas se encuentran todos, toditos los componentes de la cúpula del PP, y entre ellos nuestro presidente.
 
Supongo que aún cuando se les impute los delitos que presuntamente han cometido, se les juzgue y,si las pruebas y los cojones del magistrado al que le turnen el caso les condenan,entonces vendrá Gallardón y los indultará.
 
Así es como funciona este gobierno. No somos ni números, somos menos que eso, ni siquiera decimales para esta gentuza que echa las cuentas de la vieja pero siempre para su bolsillo. La dación en pago para las constructoras....La educación de calidad para sus hijos, su sanidad privada, su jubilación asegurada....
 
¿Quien se apuesta conmigo, que el Barcenas y los demás se van de rositas? 
 
Este es el hombre, el presidente que al parecer recibía más de seis mil euros al trimestre. ¿Los habrá declarado? ¿Le será de aplicación la legislación del Seplac? (Pa los que no lo sepan, la ley que obliga a los profesionales a denunciar a los que blanquean dinero, a groso modo.) ¿De donde venía el dinero del Sr. Barcenas?
 
Si alguno de estos, o los del caso Gurtel, o los del caso Urdangarin... o... dios... en cuanto me toque la lotería me voy a Andorra... Yo no quiero que esta gente gestione mis impuestos, ni mi vida.
 
No es un ataque al PP, o al menos, no sólo al PP, todos los políticos del color que sean tienen la misma mierda, y curiosamente cuando sale un caso en un partido, salta otro en el otro, como para empatar.
 
En fin... estoy buscando un país decente, donde se hable español a ser posible.
 
 

1 comentario:

Arman lourenço dijo...

Cuando encuentres dicho país me avisas, que sin mayor dilación me cambio. Estoy indignada, cabreada, asqueada... y podemos seguir colocando todos los adjetivos que quieras, España es un país de vergüenza, dónde los que más roban menos pagan y lo pobres que no tienen ni para comer miran al cielo y van a la cárcel. Lo dicho, hasta cuándo vamos a soportar que nos roben, nos humillen, nos utilicen, nos averguencen y encima nos tomen por tontos??
Al parecer hoy no tengo buen día...
Besazos Lury.