miércoles, 28 de noviembre de 2012

ANECDOTARIO (...)

Esta va de médicos. Es verídica, según me juran y perjuran.


 
Un paciente anciano con problemas de riñón, al que finalmente deciden hacerle una colonoscopia.
 
El hombre no sabe muy bien que le van a hacer, le ingresan en el hospital de día y le ponen en una cama y le dan un relajante.
 
Cuando piensan que ya le ha hecho efecto, llega el medico, dos residentes y un enfermero para practicarle la prueba, ya el hombre se muestra taciturno cuando le hacen ponerse boca abajo, pero en cuanto sintió el tubo por semejante parte,  se incorporó como una flecha miro hacia su trasero y preguntó.
 
- ¿Quien anda por ahiiiiiiiii?
 
Ni que decir tiene que no se dejo coloconoscopiar.
 
 

5 comentarios:

Arman lourenço dijo...

Pobre hombre!!! Si es que me lo imagino todo enfadado. Que tendrá esa parte que tanto les incomoda jajaja
Besazos!!!

Lury Margud dijo...

Lo divertido es imaginarlo, dandose la vuelta como un resorte y con voz de pito....

Aglaia Callia dijo...

Toda una anécdota y qué buena imagen para ilustrarla.

Besos.

Laidy Turquesa dijo...

Pobre hombre!!! solo imaginar la escena...por favor que repelús...no creo que a nadie nos gustara que nos hurgasen los bajos....jejejeje!!!!

Mejor ni pienso en ello...JAJAJAJA!!!!

Es que me estaba acordando...jejeje!!! en una farmacia, fue un hombre a pedirle explicaciones a la farmacéutica de porqué las pastillas que le había recetado no le surtían efecto, y es que se estaba tomando los supositorios como pastillas.... hay cada cosa....
en fin....
Buenas noches y un besazo!!!!

Lury Margud dijo...

Lady ese espisodio daba para un anecdotario de dos paginas. Primero describir la sensación de los supositorios en la boca, que eso, o te lo tragas del tiron para que escurra, o no se debe diluir facil, digo yo.... que no lo he probado... jajajaja