sábado, 22 de septiembre de 2012

Reflexión para los que viven de las letras...

En la entrada anterior a esta, se ha producido un debate que creo que puede resultar interesante para todos los garbanzos que estamos metidos en este puchero.


La editorial Bohodón ediciones, hace un discurso muy sensato sobre el punto de vista de la empresa editorial.
Del mundo de las letras, viven los editores, o los publicadores. Viven los correctores, los maquetistas, los distribuidores y los libreros.

No quiero mencionarla expresamente, pero hay una gran escritora de romantica, que pedia por facebook ayuda para encontrar trabajo, una escritora con premios y que sus libros se publican con una editorial "grande"
 
La conclusión es que todos viven de los libros, menos los que los escriben, yo por supuesto tengo un oficio o profesión que pone el pan en mi mesa. Y si algo tengo claro es que escribir es mi pasión, pero no me va a costar dinero, por lo que no utilizo correctores, ni maquetadores, ni ilustradores, yo hago lo que puedo para que mis historias se lean. Por eso mis libros se vendes desde 1 a 4 euros, mientras las editoriales los venden a más de 14 euros, por linea general.
 
Las plataformas digitales, especialmente amazon que es la que conozco, permiten al escritor vender sin perder los derechos sobre su obra, y cobrar en cuanto se llega a una determinada cantidad de dinero adquirido. Que es cierto que esto va en detrimento de la industria editorial, y que muchas familias se quedaran en paro, no lo sé. Pero si es así, habrá que cambiar el sistema.
 
¿Cual seria el mejor sistema? Ni idea, no tengo tanto conocimiento de este mundo para arriesgarme a decir alguna estupidez inaplicable, pero desde luego pasa por que los escritores coman de lo que escriben, si tienen que trabajar en otra cosa, y además escribir para mantener a correctores, maquetadores, etc... pues mal asunto.
 
Dicen que hacer un betseller cuesta mucho dinero, pero entre Manolito y Manolon, esta Manolo y Don Manuel.
 
La capacidad de adaptación depende de las editoriales, porque a pesar de que muchos escritores están dispuestos a publicar, coeditar, o incluso ser editados, cuando al cabo del año le lleguen dos mil euros, si llegan, por los ejemplares vendidos,  empezaran a valorar si realmente vale la pena editar en papel, con portadas brillantes, o publicar en amazon, donde puede controlar mas su producto, sin perder su control sobre él en ningún momento.
 
He visto editoriales que en sus paginas ofertan 800 libros, y no he visto ninguno de ellos en las librerías, tanta maquetación, y calidad desperdiciada, ¡que pena!

4 comentarios:

Gema Samaro dijo...

Muy buena reflexión! Como siempre ;-)

Lury Margud dijo...

Favor que usted me hace, Doña Gema. :)

El Drac dijo...

Creo que la cultura debe estar al alcance de todos y si ello es contraproducente a las editoras pues que se vuelvan competitivas!!

Lury Margud dijo...

Falta imaginación y valor para hacer los cambios que se necesitan. Prefieren comer el pescado congelado en vez de lanzar las redes al mar... al final las decisiones nos conducen al camino, al bueno y al malo.