jueves, 20 de septiembre de 2012

Una utopia editorial... ¿Se podría...?

Los que parecen que saben de esto, dicen que el mundo editorial ha cambiado, además con lo de la crisis, ninguna de las "editoriales" de las que pagan, arriesgan demasiado con autores noveles, o de los otros. Apuestan sobre seguro.
 
Las pequeñas y medianas, sobreviven gracias a las coediciones o autoediciones, de estas, he tratado de encontrar algún libro que este o haya estado en superventas, un libro de esos que reconoces por estar cansada de verlo en los escaparates de las librerías, en carteles, en anuncios... Puede que se se me haya distraido el dato, ya sabéis como soy...pero no encontré ninguno.
 
Puedo entender que si alguien me da un dinerito por mis derechos de autor, y se ocupa de todo lo demás, me olvide de la lucha de clases, de la justicia y la equidad, pero cuando todos tratan de sacar partido de tu trabajo, dejándote para cobrar la última, si cobras..., algo no funciona bien.
 
Ahora os diré, parafraseando a Martin Luther King, yo tuve un sueño...
 
Donde los escritores, con insignia o sin ella, se unirían para dignificar la profesión. Desde donde se lucharía por los derechos de autor, para que se pagaran con antelación en todos los casos, y los costes de imprenta´, distribución y marrketing del producto, no recayera directamente sobre los hombros del escritor, si no sobre aquel que se lucra del talento ajeno. (Mucho, poco, regular, ninguno)
Esas editoriales, lucharan por los autores y los libros, porque si no venden pierden dinero, ese es su negocio y ahi es donde tienen que espabilar. Ellos, no nosotros.
 
Ahora con Amazon, y otras plataformas digitales, no hay excusa para que las editoriales se aprovechen del trabajo que sale de la imaginación única e intransferible de un autor. No hay razón para que no puedas atreverte a soñar que se puede... si pagas tu obra, entera o a medias, o no recibes ni un duro de tus derechos de autor hasta que se vendan determinados numero de ejemplares, publica en amazon, o en cualquier otra plataforma. Si tienes que publicitarte a ti mismo, hazlo para ti. Si lo haces, si lo hacemos bien o sólo regular, quizá las editoriales empiecen a cambiar de actitud al ver que se les va el negocio, empezaran a trabajar como deben, con los que eligan, con los mejores, los mas guapos, los mas listos, pero cambiaran. Y cuando seleccionen tu manuscrito, estaras segura que algo en él, les ha gustado, ahora sabes que les gusta más el dinero que tienes que aflojar, o el que aflojaras...
 
Mi sueño cuenta con graves inconvenientes, el primero y más importante, el Ego de algunos compañeros que necesitan que sus "editores" le digan los buenos que son y les animen a invertir en ellos mismos, o si no nadie más lo hará, después, el hecho de verse en papel como un sueño de gloria y reconocimiento.
 
Y por último, la distancia de aquellos otros, que piensan que no desean estar en compañía de pseudoescritores...
 
 


 

8 comentarios:

Daniel Aníbal Galatro dijo...

No es ninguna utopía. Es una excelente idea. Publiqué tu sugerencia en https://www.facebook.com/pages/Revista-Esquel-%C3%8Dntimo/185845961457891?ref=stream
Espero que "prenda". Es hermoso convertir las utopías en realizaciones, y quizá en esto juntos podamos. Un saludo afectuoso desde Esquel.

Lury Margud dijo...

Gracias por el apoyo, ojala prenda la llama de la ilusión... y consigamos lo imposible. :)

Mar Cantero Sánchez dijo...

Con lo del ego de algunos tienes muchísima razón y también con todo lo demás. Yo también tengo ese sueño...hagámoslo realidad entre todos.

Mar Cantero Sánchez dijo...

Con lo del ego de algunos tienes muchísima razón y también con todo lo demás. Yo también tengo ese sueño, hagámoslo realidad entre todos.

Lydia Leyte dijo...

Lo mejor de las utopías es que pueden ser el germen de una realidad. Tal vez nosotros tengamos que poner una buena parte para que esto se cumpla. Interesnate artículo.

Lury Margud dijo...

Entre lo posible y lo imposible, hay un camino que empieza con una unica zancada...o pisadita, si llevas tacones de aguja. :)

Jud Baltimore dijo...

Suscribo a Lydia.
Creo q esto es una magnifica idea y no creo en que sea del todo utópica.
Los egos de algunos, tarde o temprano tendrán que bajar o se los baharan a hostias cuando sus aduladores personales se den cuenta del daño que se puede hacer

Lury Margud dijo...

De momento, propongo una revolución de resistencia pacifica... aunque si hay que dar guatadas, pues se dan... (Es broma)